31 mar. 2017

Merecer aplausos


“Cualquier tonto inicia un pleito, pero quien lo evita merece aplausos” (Proverbios 20:3 BLS)
 

Cualquier tonto inicia un pleito. No es una forma muy elengante de comenzar un proverbio, seguramente más de alguna persona no le gustará esta forma de expresarse de Salomón, que en muchos casos, no era muy diplomático para decir lo que pensaba. La verdad es que sólo los necios y quienes tienen poca capacidad cognitiva inician pleitos gratuitamente.
 

La psicología de los pleitistas siempre es la misma: No les interesa la verdad de nada, sólo ganar peleas y discusiones a como de lugar. 
Las redes sociales han hecho aparecer a un sin fin de individuos que se escondían en la masa, y que la privacidad de internet les ha permitido asomar su rostro anodino y lleno de pestilencia, para iniciar peleas y discusiones por los tópicos más absurdos. Las descalificaciones y formas de expresarse de los contrarios a sus ideas son tan radicales y soeces, que cuesta creer que muchos de ellos utilizan un lenguaje bajo y sucio para defender cuestiones que tienen que ver con temas sublimes.
 

Es desconcertante que muchos que se reunen en las congregaciones religiosas semana a semana y que son capaces de sonreír y actuar como si fueran blancas palomas en sus congregaciones, son verdaderos salvajes en su forma de referirse a aquellos que no comparten sus ideas religiosas por internet. De verdad, parece ser una enfermedad mental, la incapacidad para entender la incongruencia entre el mensaje que postulan en las redes sociales y sus creencias más profundas.
 

No dudan en descalificar con los peores epítetos insultantes a aquellas personas que se niegan a creer en sus concepciones religiosas o teológicas. Lo más desconcertante es que cara a cara se comportan como si nunca hubiesen agredido ni utilizado un lenguaje violento con otras personas. Son capaces de hablar del amor de Dios y de la tolerancia, como si entendieran lo que dicen.
 

Es una especie de esquizofrenia difícil de entender, especialmente en el contexto de personas que motejan, humillan, maltratan, insultan y ofenden en la defensa de valores cristianos o religiosos sublimes. Podría entender el lenguaje y la violencia en el contexto de reyertas por deportes o por ideas políticas, me cuesta mucho comprender dicho comportamiento en personas que dicen ser seguidores de uno que no discutió y dio su vida por otros.
 

Oración: Ayúdame a ser sabio Dios mío para huir de pleitos sin sentido.
https://www.amazon.com/Partidos-por-mitad-divorcio-Spanish/dp/1537599437/ref=asap_bc?ie=UTF8

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
Del libro inédito: ¡Háblame Señor!

#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional



Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.