15 sept. 2017

Mujer escandalosa



“La mujer necia es escandalosa, frívola y desvergonzada” (Proverbios 9:13 NVI99)

Salomón tenía una fijación con las mujeres. Las considera las culpables de todos los males. No es la excepción este versículo que da cuenta de su marcada misoginia y desdén hacia las mujeres. No sabemos si fueron sus experiencias vitales personales, o simplemente, repite lo que otros expresan en su tiempo. Lo cierto es que la mujer en general sale mal parada en Proverbios, excepto en el capítulo 31, que fue escrito por una mujer, la madre del rey Lemuel.

Sin dud hay mujeres escandalosas, frívolas y desvergonzadas, sin embargo, esa es prerrogativa de toda la raza humana. Muchos varones calzan exactamente en esa descripción. El problema de los sexismos es atribuir a un sexo en particular todos los males y excusar o no considerar los excesos del otro sexo, en este caso, del masculino. Siempre esa visión produce distorsiones cognitivas que llevadas a la realidad provocan discriminaciones, injusticias y estereotipos que no contribuyen a tener una relación intepersonal adecuada.

Hace poco un varón, joven, me decía:

—Es que con las mujeres hay que tener cuidado, son peligrosas.

—¿Puedes nombrarme a cuántas mujeres conoces así? Por ejemplo, tu madre, tu tía, tu hermana o tu abuela.

Se quedó callado, evidentemente, porque una cosa es repetir un estereotipo y otra encontrar evidencia para lo que se supone.

Cuando era niño viví en un barrio donde varios de mis vecinos solían emborracharse, especialmente cuando había día de pago o en las fiestas, y eran escandalosos, mal hablados, desvergonzados y daba vergüenza ajena verlos en su comportamiento tan falto de juicio. No recuerdo nunca haber visto a una mujer en esas condiciones, al menos, en mi barrio, y que deben haber existido es obvio, porque es una característica humana.

Sergio Sinay señala que la mayoría de los accidentes automovilísticos son causados por varones, así como los asesinatos con armas de fuego, las violaciones, y las agresiones de todo tipo, así que a decir por las estadísticas, Salomón se equivocaba. La sabiduría forma personas —varones y mujeres— sin escándalo y que viven vidas equilibradas.



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
Del libro inédito: ¡Háblame Señor!

#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.