19 mar. 2018

Quitar la escoria



“Quita la escoria de la plata, y de allí saldrá material para el orfebre; quita de la presencia del rey al malvado, y el rey afirmará su trono en la justicia” (Proverbios 25:4-5)

Los versículos de esta reflexión hacen alusión a un hecho práctico, la plata, para que pueda tener buena ley y ser utilizada por un orfebre tiene que ser limpiada. Mientras más limpia más valiosa. No se puede utilizar plata que esté contaminada con otros elementos y minerales, así que el trabajo de eliminar la escoria es sumamente necesario si queremos tener un producto valioso.

Para el trabajo de la joyería, el asunto está claro, la complicación es entender la aplicación práctica de lo que señala Salomón, es decir, quitar de la presencia del rey al malvado con el objetivo de afimar el trono en justicia.

El equivalente al rey puede ser el gobernante de turno o todos aquellos que tienen responsabilidades ya sea políticas, sociales, religiosas o empresariales. ¿Cómo hacemos para quitar de en medio a los malvados que pueden no colaborar con el líder para dirigir de manera adecuada?

El problema es serio por dos razones. Una, que los que lideran a menudo son parte del problema. Hay muchos estudios que se vienen haciendo desde el año 1970 en relación a los líderes abusivos que en función de su cargo, terminan convirtiéndose en un gran problema al maltratar a quienes se vinculan con ellos. Ya se está estandarizando el término “psicopatía corporativa”, para referirse a este fenómeno extendido en muchas empresas, de todo tipo, donde muchas son religiosas como demostró una investigación realizada en España, por el especialista en mobbing, Iñaqui Piñuel.

Siempre, al lado del poder que sea, hay personas que se acercan por razones que nada tienen que ver ni con el líder ni los objetivos de la empresa, un ejemplo de esta conducta es la de Judas, en el círculo íntimo de Cristo y el de Simón, en el caso de Pablo, personas que buscan redituar a partir de las debilidades del líder o del sistema.

La única manera de enfrentar la situación es encarar al que actúa mal y crear condiciones éticas claras que permitan realizar evaluaciones objetivas del comportamiento de quienes actúan mal.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: ¡Háblame Señor!

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.