2 mar. 2018

También con inteligencia



“Con inteligencia se echan los cimientos” (Proverbios 24:3b)

Ayer analizábamos la primera parte del versículo de Proverbios 24:3 y decíamos que no basta con alimentar y proveer lo básico para la familia y los hijos, es necesario, transmitir sabiduría, que son las enseñanzas para aprender a vivir con sentido y propósito.

¿Cómo hacer eso? La siguiente parte del texto nos da la clave al introducir otro concepto “inteligencia”, que en el libro de Proverbios no es sinónimo de sabiduría.

La sabiduría tiene que ver con los lineamientos básicos para aprender a vivir con sentido y propósito. La inteligencia tiene que ver con las bases, con aquello que me permite vivir de esa forma. Por eso, que en el texto inteligencia está asociada a cimientos.

La mayoría de las parejas tiene hijos y no tiene la más mínima idea de qué implica ser padres. Sólo repiten los modelos que han aprendido y por imitación o contraste, siguen lo que creen es lo adecuado.

Me admira en mis conferencias y cursos saber cuán poco se han preparado las personas para la tarea más importante de la vida. Guiar a otro ser humano por el sendero de una existencia con propósito.

La mayoría simplemente sigue la riada de la inercia existencial. Sin preguntarse si lo que hace está bien o no. La frase manida y repetida más comúnmente es “así lo aprendí yo”, sin evaluar si ese aprendizaje es coherente, correcto o saludable.

Para qué vamos a hablar de libros, la mayoría de los padres nunca toma un libro sobre educación infantil. Cuando en mis cursos o conferencias hablo de autores y sugiero lecturas, mucha gente me queda mirando como si fuera extraterreste, como diciendo “qué tiene que ver la crianza de hijos con leer un libro”.

La inteligencia se cultiva. Una persona que no lee, que no se informa, que no asiste a seminarios de preparación para la paternidad, que no está atento a los expertos que en general sacan sus conclusiones de investigaciones serias y profesionales, no sabrá mucho qué hacer y se dejará llevar por la inercia de su contexto cultural, haciendo y diciendo lo que no haría ni diría si se diera cuenta que hay conceptos nuevos que puedan guiarlo en la tarea.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: ¡Háblame Señor!

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.