19 jul. 2018

Pablo el revolucionario



“Si persevera en la fe y el la caridad en santa y arreglada vida” (1 Timoteo 2:15)

Es evidente que en el mundo de Pablo la mujer es discriminada de una manera que, bajo las premisas actuales, es abusiva y desconoce los derechos humanos de la mujer. Las mujeres judías eran tratadas como bienes muebles, que se tranzaban como si fueran objetos. Las mujeres griegas, no corrían mejor suerte, las que tenían mejor puesto en la sociedad, no eran las madres sino las prostitutas religiosas.

En ese mundo interactúa Pablo. No nos hubiera extrañado que siendo un rabino judío hubiera maltratado a las mujeres, pero no lo hace. Tampoco, habría sido extraño si estando en un medio ambiente griego, hubiera tenido expresiones de desdén hacia la mujer. Al contrario, lo que se observa, es una visión totalmente diferente, contraria a lo que se esperaría de alguien con su formación e historia particular.

Es amigo personal de Priscila, una mujer líder a quién admira y recomienda como maestra, y quien tuvo un lugar especial en la orientación del fogoso y confundido Apolos (Hechos 18:26). Evodia y Síntique, a pesar de sus desavenencias personales, eran personas que trabajaban en pro del evangelio y no hay nada que Pablo diga en contra (Filipenses 4:2).

El apóstol considera a Lidia y Eunice dignas del más alto honor (2 Timoteo 1:5), y aunque las mujeres no podían ni enseñar a los niños, las alaba porque instruyeron a Timoteo. Insta a las mujeres de más edad a instruir a las menores (Tito 2:3). Felipe, el evangelista, tenía cuatro hijas profetizas (Hechos 21:9), y no hay nada que Pablo diga en contra.

Romanos 16 presenta un cuadro de honor de mujeres que Pablo considera como principales en la predicación del evangelio. Febe, la diaconisa; Junia, la apóstol; María; Trifena, Trifosa y Pérsida que trabajan mucho por el Señor.

Pablo, parece vivir en un mundo diferente. El Reino de Dios y no la cultura en la que vive. Es un revolucionario.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias 
#devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.