11 jul. 2018

Traducciones tendenciosas



“Dijo entonces Adán: ¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Será llamada Mujer, porque del hombre fue tomada” (Génesis 2:23)

Los textos de la Biblia han de ser analizados en su contexto lingüístico y cultural, o de otro modo no se entienden. En relación a Génesis 2:23, se han dado variadas traducciones intentando captar el sentido original del texto, que no resulta claro a buenas y primera.

Algunas traducciones ponen “varona” porque del “varón” ha sido tomada. Concepto horroroso que hace aparecer a la mujer como un derivado del varón, idea que a través de los siglos ocasionó innumerables sufrimientos.

El texto está haciendo un juego de palabras, muy simple, y por eso mismo, no se logra captar su sentido más pristino.

El texto literal dice: “¡Esta si!”, exclamación que denota la alegría del primer ser humano al saber que tiene su contraparte, su alter, que no había encontrado entre los animales.

Luego agrega “será llamada ‘isha porque de ‘ish ha sido tomada”. La traducción más correcta sería: “Será llamada humano porque de humano ha sido tomada”. La expresión isha que suena parecido a ish, proceden de raíces diferentes, y significan lo mismo humano. Lo único que está señalando el texto es lo mismo que señala el versículo: “hueso de mis huesos, carne de mi carne”, expresión que difícilmente era de Adán, puesto que era un dicho muy común en tiempos de Moisés y que describe la cercanía familiar. Con dicha expresión el primer hombre lo que está haciendo es reconocer que la primera mujer es de su misma naturaleza.

Con esto señala la más evidente de las verdades bíblicas. Varón y mujer no fueron creados como subordinado-subordinador, jefe-empleado, mayor-menor, o cualquier otra dicotomía jerárquica, sino como humanos de la misma especie, ambos a imagen y semejanza de Dios.

Ser mujer no es menos que ser varón, así como ser varón no es más que ser mujer.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias 
#devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.