26 feb. 2017

También se llora en la corte


“Se compadeció de él y exclamó: ¡Es un niño de los hebreos!” (Éxodo 2:6)

 
No se sabe mucho de la princesa que rescató a Moisés del río y que le habría puesto el nombre con el que conocemos al líder de Israel. Lo extraño es que la etimología popular del texto que se menciona, aparentemente el nombre “Moisés” vendría de “moshe” y significaría “sacado del agua”, eso según Éxodo 2:10, pero esa teoría tiene dos problemas: Una, ¿qué podría saber una princesa egipcia de hebreo? y segundo, la palabra “moshe” significa simplemente “el que saca” o “el que es sacado”, así que probablemente, se inventó esa idea etimológica, porque la palabra “moshe” no incluye el concepto “agua”.


Lo que tiene más sentido es que la expresión venga de la palabra egipcia “mose” que significa hijo. La s final procede de la traducción griega de esa expresión. La princesa lo llama hijo, porque al verlo se apropia enseguida del niño sintiéndolo suyo.


La princesa que estaba en el río seguramente para llevar a cabo sus abluciones religiosas sintió el llanto del niño y se sintió impresionada a hacer algo. Su lado maternal pudo más que la repulsión que tenían los egipcios por los hebreos.


Lo que es un hecho asombroso es que la princesa adoptó a Moisés como hijo propio con todos los beneficios de la corte. ¿Cómo lo aceptó el Faraón? Es un misterio, pero seguramente ella tenía poder de convencimiento y gozaba de algún prestigio en la corte por lo que le fue posible realizar dicho acto. Moisés, gracias a este gesto, fue educado con todos los lujos del palacio y recibió la mejor educación del mundo en ese momento. Todo lo cual sería un preciado don al servicio de la misión que recibiría de parte de Dios.


Habría sido un asesinato devolver al niño al agua que habitualmente estaba infestada de animales depredadores. La princesa actuó como la mayoría de las mujeres hace, fue sensible al llanto de un bebé y eligió ser madre de un niño desconocido. Cuando una mujer asume la maternidad lo hace porque entiende que un niño es un regalo, sea cual sea su origen. Dios hizo a las madres para recordarnos su inmeso amor como madre celestial a cada uno de sus hijos.




https://www.amazon.com/Telara%C3%B1as-seducci%C3%B3n-pornograf%C3%ADa-Pasaje-Spanish/dp/1537652346/ref=asap_bc?ie=UTF8

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.