24 feb. 2017

Valentía de madre


“La mujer quedó esperando y dio a luz un hijo, y viendo que era hermoso, lo tuvo escondido durante tres meses” (Éxodo 2:2)

 
Se necesita valentía para convertirse en madre, no sólo porque existe la posibilidad de mucho dolor, malestar y cuidados durante el embarazo y el parto, sino porque a partir del hecho de ser madre, la vida da un giro de 180 grados y todo cambia, nada vuelve a ser lo mismo, cambian los valores, las premisas, las expectativas, las prioridades, todo.


Si a todo lo anterior le agregamos un ambiente hostíl, donde los niños de mujeres hebreas son asesinados, y donde existe la prohibición total de tener un niño, entonces, la situación se vuelve no sólo en potencialmente peligrosa para la madre, sino para todo su núcleo familiar.


¿Cómo hizo la madre de Moisés para esconder su embarazo? Es un misterio, probablemente, estuvo escondida durante meses, apareciendo sólo en contadas ocasiones. Tuvo a su hijo en el silencio de su hogar, tal vez le pidió a una partera, o quizá no, porque todo implicaba un peligro potencial de ser denunciada por esconder a un niño.


Luego, ¡tres meses! Si, eso mismo, esconder a un niño durante ¡tres meses! Los bebés se quejan, lloran, gritan... ¿Cómo lo hizo? Sólo se puede explicar a partir del amor.


La guinda de la torta es idear un plan de sobrevivencia. Poner a su hijo en una canasta con brea, para que no se hundiera, protegido desde lejos por la mirada de su hermana mayor, con la esperanza de que ocurriese un milagro.


Jocabed, madre de Moisés se quedó con el alma en vilo, con lágrimas en un rincón, viendo como ese niño, ese hermoso bebé que había amado desde el día en que fue concebido, se alejaba lentamente por la orilla del río. Le pidió a Miriam, su hija, que se quedara a observar lo que ocurría. Ella, como madre no tenía el estómago para quedarse a ver que su hijo se lo devoraba el río, sin saber qué habría de pasar.


El resto es historia. Sorprende en el relato que aparece silenciado el padre de Moisés, porque habitualmente, las decisiones más importantes en relación a los hijos los toman las mujeres, ¿y les parece extraño?


https://www.amazon.com/Soliloquios-resurrecci%C3%B3n-Spanish-Miguel-%C3%81ngel/dp/153762069X/ref=asap_bc?ie=UTF8



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional


Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.