17 oct. 2017

El drama de no ser amado



“Mi amado es mío, y yo soy suya; él apacienta su rebaño entre azucenas” (Cantares 2:16)


El amor nutre el desamor destruye. Las personas amadas tienen más posibilidades de ser felices que quienes viven el desamor. Los que están casados, y viven buenos matrimonios, tienen una calidad de vida superior a los solteros que no son amados. El amor es un remedio para el cuerpo y la mente. Ayuda a generar endomorfinas y relaja. El desamor estresa y produce una sensación de rechazo que con el tiempo corroe.

Gautier señala con firmeza: “Nada contribuye a hacer malo a un hombre como el no ser amado”. En parte, porque está herido por la existencia y no logra encontrar sentido en medio del desamor y la soledad existencial.

El amor contribuye a curar heridas del pasado. El amor en muchos sentidos, es el mejor remedio para la sensación de desamparo, la depresión y la soledad. Por esa razón, es recomendable, por salud, enamorarse.

Algunas personas les hacen la guerra a los jóvenes cuando se enamoran, cuando en realidad deberían apoyarlos y guiarles, entendiendo que un buen amor es como un buen alimento, nutre, fortalece y nos hace ver mejores. Al contrario del desamor que nos quita ganas de vivir, debilita nuestra mente y nuestro cuerpo y nos hace ver como perdedores, porque mientras muchos aman, nosotros no amamos.

Los que son solteros han de buscar la forma de amar, aún cuando no tengan relaciones románticas. Crear y participar de grupos de amigos, ayuda a fortalecer vínculos y crea una sensación de pertenencia. Soy consejero de dos grupos de solteros que hemos ayudado en diversas instancias, tanto en Perú como en España, y hemos constatado en la práctica, que quienes mejor se desarrollan son aquellos que eligen amar y sobreponerse a los avatares de la vida sin dejar de amar.

En Torrevieja, España, en un encuentro de solteros, conocí a una dama de sesenta años que participaba activamente junto a jóvenes mayores de treinta y se incorporaba totalmente a todas las actividades. Cuando le pregunté por qué iba, me dio una respuesta de esas para el bronce:

—Porque quiero seguir viviendo y amar me hace bien.

Tomen notan.



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
Del libro inédito: Lazos de amor

#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.