25 feb. 2018

Culpable



“Y dijo a la mujer: —¿Conque Dios os ha dicho: ‘No comáis de ningún árbol del huerto’?” (Génesis 3:1)

Hay una teoría extrañísima que enseña que la mujer comió del árbol de la ciencia del bien y del mal seducida por Satanás, pero la razón principal, es porque se había alejado de su esposo. Supuestamente, a partir de esa acción, ella sería la responsable del pecado, y en Eva, todas las mujeres y a través de todas las edades deberían cargar la culpa y las consecuencias de esas acción.

He escuchado la idea en sermones y conferencias, y las he leído en cientos de páginas. El “pobre” varón habría sido seducido por su esposa y habría comido del árbol.

De esa forma Adán aparece con menos culpa y la mujer como la gestora de este mal que ha recibido la humanidad.

En tiempos de Cristo existía una práctica cuando se realizaban funerales. En el momento de llevar el cadáver al lugar donde sería cremado, las mujeres marchaban delante del cuerpo, luego portaban el cadáver y al final caminaban los varones, como diciendo, “de ese muerto y de ningún muerto somos culpables nosotros, sino las mujeres que marchan adelante”.

Lo extraño es que en ninguna parte de la Biblia aparece que se culpa a la mujer del pecado, sino al varón. Incluso Pablo en 1 Timoteo 2:14 señala taxativamente que “Adán no fue engañado” y que la mujer si lo fue, tirando por tierra todas esas interpretaciones antojadizas que ponen la culpa sobre la mujer.

¿Cuánto han padecido millones de mujeres a través de la historia del cristianismo por la interpretación sexista de este texto?

Lo que es obvio en la Biblia, especialmente en Génesis 3:16-19, es que las consecuencias del pecado la viven varones y mujeres, haciendo ver de esta manera que ambos son moral y concientemente responsables.

Sería injusto que Dios culpara más a la mujer.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.