22 abr. 2018

Perdón y emoción



“Que cada uno perdone de corazón a su hermano” (Mateo 18:35)

Muchas ideas populares en vez de ayudar complican la existencia. Una de ellas tiene que ver con perdón y emoción. Muchas personas, honestamente equivocadas, no perdonan porque suponen que deben tener buenos sentimientos hacia la persona que las ha herido. Como no son capaces de generar una emoción positiva, entonces, se mantienen en su resentimiento. Lo que no se dan cuenta que ese camino es un callejón sin salida. No perdonar por no generar buenos sentimientos es arriesgarse a quedar gangrenado emocionalmente el resto de la vida.

La emoción no se genera de manera automática, sin embargo, aún cuando los sentimientos que tengamos no sean los mejores, si podemos perdonar intelectualmente, para librarnos del resentimiento y la amargura que lo acompaña.

Una mujer que fue maltratada violentamente por su pareja que terminó abandonándola, no podía tener sentimientos positivos hacia su pareja y eso le impedía perdonar, hasta que un día se dio cuenta que eso era como portar un fardo de dolor adicional. Un día decidió perdonar aunque no lo sentía, y enseguida sintió un alivio. El sentimiento que la mortificaba no se fue de la noche a la mañana, pero la acción de perdonar le ayudó a comenzar un proceso de liberación. Supo que se había librado de un cáncer emocional e iniciaba un camino de recuperación.

“Perdonar no es un sentimiento; es un acto de voluntad” (Bishop y Grunte, 1999:26). Eso implica que elegimos el estado mental que queremos tener. Al perdonar elegimos no seguir esclavizados del resentimiento, en ese sentido, es un acto liberador. Cuando la voluntad decide perdonar, las emociones que se van generando son resultado de esa decisión, no es la revés. Primero elegimos, luego sentimos.

Esperar a tener buenos sentimientos es como querer que surjan plantas sin haber plantado la semilla. Primero la semilla, luego, la planta que surge y da sus frutos. Si elegimos perdonar, aún cuando nuestros sentimientos sean negativos, iniciaremos un proceso y nuestra mente le irá indicando a nuestras emociones que es hora de comenzar un viaje diferente.

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Lazos de amor

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.