9 may. 2018

Nobleza obliga



“Que lleguen a tu presencia los gemidos de los cautivos, y por la fuerza de tu brazo salva a los condenados a muerte” (Salmo 79:11)

Odoardo Focherini (1907-1944)

Las guerras tienen la virtud de develar lo peor y lo mejor de los seres humanos. En medio de conflictos tan graves como las conflagraciones, aparecen seres humanos que nos hacen tener esperanza. Aún en medio de la oscuridad hay pequeñas luces que brillan.

Odoardo Fecherino, italiano, era periodista y padre de siete hijos. Tenía 37 años cuando los nazis invadieron su país durante la Segunda Guerra Mundial. Era director del diario L´Avvenire d´Italia.

Con la llegada del régimen nazista, Odoardo junto al sacerdote Dante Sala, organizaron una red clandestina para sacar a judíos de Italia que fueron trasladados a Suiza.

Un delator dio a conocer la acción que Odoardo realizado en favor de la comunidad judía. Fue detenido el año 1944 en un hospital, mientras ayudaba precisamente a un paciente judío. Su cuñado lo visitó en la cárcel y le dijo que tuviera cuidado y que pensara en sus hijos, a lo que él respondió:

“Si tú hubieras visto lo que he visto yo en esta cárcel, todo lo que hacen padecer a los judíos, lo único que lamentarías es no haber hecho lo suficiente por ellos, y no haberlos salvado en mayor número”.

Fue llevado a un campo de concentración donde sufrió bajo el peso de las durísimas tareas que le eran asignadas, el 27 de diciembre de 1944 murió. El estado de Israel lo ha recocido como “un justo entre los justos”, por su esfuerzo hasta el sacrificio por ayudar a otras personas. Uno de sus biógrafos señala que Odoardo nunca pronunció una expresión de odio hacia sus cautivadores. Sólo confiaba en que Dios, en algún momento, haría justicia.

No dejo de preguntarme qué haría yo en circunstancias parecidas. Es en medio de la confusión moral y ética, cuando aparecen los verdaderos cristianos, que muestran el sendero y hacen lo que Jesús haría.

Es muy sencillo dar cátedras de moralidad desde un púlpito o abriendo la Biblia en medio de un ambiente confortable y de apoyo a la iglesia. Otra cosa muy distinta es exponer la vida al llevar a la práctica lo que Jesús ciertamente hizo: Morir por sus enemigos.

¿Estás dispuesto a vivir y morir por las virtudes cristianas?



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez

Del libro inédito: Héroes y heroínas de verdad

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.