26 nov. 2016

En tiempos de crisis


“Que no vuelva humillado el oprimido; que alaben tu nombre el pobre y el necesitado” (Salmo 74:21)


El Salmo 74 es triste. Narra una parte horrenda de la historia de Israel cuando fue azotada por enemigos y practicamente destruida. Se refiere a la destrucción del templo, así que debe coincidir con el momento en que los babilónicos tomaron el poder en Judá y llevaron a miles de personas al exilio. ¿Cómo creer en momentos de crisis?

Es fácil tener fe cuando todo va bien.

No se necesita mucho esfuerzo espiritual cuando todo es bonanza y parece funcionar sobre ruedas. Otra cosa muy distinta es cuando hay crisis.

He vivido varias crisis económicas y sociales. En Chile en tiempos de la resención económica que significó hacer inmensas colas para poder comprar productos básicos. Había días en que casi no teníamos para comer. Había dinero para comprar, pero ningún lugar para hacerlo. Los almacenes y los supermercados estaban vacíos. La mayor lección que aprendí en ese período fue la confianza que demostraba nuestra madre. Ella solía repetir, “Dios no deja nunca solos a sus hijos, confíen, y no nos faltará”. Y así fue. Nunca padecimos hambre, y eso que teníamos los recursos muy limitados.

Me tocó enfrentar la crisis económica en Argentina luego de la devacle provocada por el presidente Fernando de la Rua. Fueron momentos muy difíciles. Pagaban nuestros sueldos semanalmente, porque la inflación era tan grande que de otro modo no se podía. Cuando recibíamos algo de dinero, partíamos al supermercado y lo invertíamos enseguida, porque al otro día todo estaría al doble. Vimos la necesidad de frente, pero también a los especuladores y sinvergüenzas, muchos de ellos cristianos profesos, que no tenían escrúpulos para especular con la necesidad de otros más necesitados. En esos días reafirmé que no basta con ir a la iglesia. Tu vida debe ser coherente, de otro modo, tu discurso estará vacío y sin poder.

Dios cuida a los necesitados, sin duda, pero también espera que nosotros confiemos y que actuemos con coherencia a su mensaje.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez. Del libro inédito: 
SALMOS DE VIDA 

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.