13 ene. 2017

Mala comprensión

“Bienaventurados los mansos” (Mateo 5:5a

Es preciso preguntarse por qué la mansedumbre tiene tan mala prensa, y en parte se debe a que se considera que las personas humildes permiten que las humillen y no hacen nada para defenderse, lo cual constituye una aberración del término. De hecho, utilizando una expresión coloquial de origen mexicano, se suele decir en latinoamérica “manso pero no menso”, lo cual significa no dejarse arrastrar o pasado a llevar, porque es la idea que está en el fondo del uso coloquial de mansedumbre.

El gran educador y filósofo brasileño Paulo Freire señala acertadamente que no hay “diálogo si no hay humildad. La pronunciación del mundo, con el cual los hombres lo recrean permanentemente, no puede ser un acto arrogante. El diálogo, como encuentro de los hombres para la tarea común de saber y actuar, se rompe si sus polos (o uno de ellos) pierde la humildad”.

En ese sentido, confundir la humildad con algo diferente a mansedumbre, es no entender su sentido más claro. La humildad no tiene nada que ver con obediencia ciega a reglas y normas desprovistas de justicia y sentido común. Uno de los administradores con los cuales trabajé, déspota, orgulloso y maltratador, solía decir que debíamos ser “más humildes para aceptar la autoridad”. Como me confronté con él en varias ocasiones por su actitud arrogante y la forma poco agradable en la que trataba a la gente comenzó a calificarme como “conflictivo” y a difundir en todos los lugares que pudo, que yo era una persona “poco dócil”.

Confundir el no poner límites y permitir que los arrogantes sigan adelante con su arrogancia, es no entender la humildad. Jesús fue manso, humilde y ajeno al orgullo pero no dudó en tratar a los violentos e hipócritas de su tiempo como “sepulcros blanqueados y víboras” (Mateo 3:7 y 23:27). ¡Poco dócil Jesús!

“Vivir con humildad, aprendiendo de todos y de todo, pues siempre habrá una mejor forma de hacer las cosas” (Miguel Ángel Cornejo)



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez. 
Del libro inédito: 
REFLEXIONES AL AMANECER







#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.