28 feb. 2017

Con los gastos pagados


“Así que la joven fue y llamó a la madre del niño. La hija de Faraón le dijo: Toma este niño y críamelo, que yo te pagaré. Y la mujer tomó al niñito para criarlo” (Éxodo 2:9)

 
Cuando las cosas salen bien, ¡salen bien en todos los sentidos! Ni en sus más promisorios sueños Jocabed imaginó que los acontecimientos tomarían ese giro. Sufrió durante tres años pensando qué pasaría con su hijo. Seguramente en más de una ocasión se desanimó y debe haber pensado cientos de posibles maneras de resolver el problema.


¿Cómo será criar a tu propio hijo sabiendo que lo tienes que entregar a otra persona? Jocabed crió a Moisés y además, recibía recursos para hacerlo, pero, cada día que miraba a ese niño sabía que podía ser el último, así que seguramente aprovechaba cada instante para darle lo mejor, tal como debería ser la crianza de cualquier hijo, atenderlo como si fuera el último día, y concentrarnos en darle lo mejor.


Como madre, Jocabed amó a ese niño con un amor especial. Probablemente sufrió por el trato de otras mujeres hebreas que no tuvieron la misma oportunidad y no pudieron tener a sus hijos que les fueron arrebatados para ser asesinados, la envidia, en este contexto, suele ser muy cruel.


El mismo Moisés debe haber sufrido algún tipo de desprecio al saber que era y no era, estaba entre los hebreos, pero destinado a la vida del palacio. Eso no debe haber sido fácil.


Si cada madre se concentrara en lo importante y se olvidara de lo intrascentende, entonces, tendríamos niños con identidad y seguros no sólo de sí mismos, sino sabedores de ser partícipes de una misión. Cada niño es el encargado de tomar la antorcha de los valores y los principios para ser entregada a la generación siguiente, los padres, tienen en este aspecto una labor fundamental. Si ellos saben que son parte de una cadena, de una inmensa trascendencia, la vida la tomarían de una forma distinta, y no con la superficialidad que lo hacen, simplemente, porque los padres no han sido capaz de traspasar algo más que cotidianidad. Es evidente que Jocabed lo logró con Moisés que trasunta identidad y misión en todo lo que emprende.


https://www.amazon.com/nombre-nuevo-Spanish-Miguel-%C3%81ngel/dp/1539081834/ref=asap_bc?ie=UTF8


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.