17 feb. 2017

Síndrome de maniquí


“Lea tenía ojos apagados,mientras que Raquel era una mujer muy hermosa” (Génesis 29:17)

 
La evaluación sexista ha existido, lamentablemente, siempre. La Biblia no es ajena a ese tipo de categorizaciones, en parte porque Dios no dictó las Escrituras, las inspiró, es decir, los autores expresaron las ideas en sus propias palabras, no en expresiones dictadas por la divinidad. Cuando los escritores escribieron no dejaron de ser hijos de su tiempo ni pusieron a un lado sus preconceptos ni juicios culturales, transmitieron imperfectamente una verdad divina, utilizando los únicos recursos que tenían, su lengua y su contexto socio cultural.


La descripción que el texto hace de Lea y Raquel es sexista por donde se la mire. La valoración de las dos mujeres es exclusivamente en base a su aspecto externo. En el caso de Lea, que seguramente a la usanza de ese tiempo, y tristemente de hoy, llevaba cubierta su cara y sólo se veían sus ojos, expresaba tristeza. Era una mujer inteligente. Sabía que aquello era una forma indigna de vivir, lo aceptaba a regañadientes, y además, sufría la humillación de ser comparada constantemente con su hermana, que a todas luces, era más bella.


No sabemos en base a qué se admira la belleza de Raquel, porque al igual que su hermana debía ir con la cabeza y el rostro cubierto, seguramente sus formas eran más agraciadas y llamaban más la atención, lo que es un hecho, es que era considerada más hermosa que su hermana, comparación de por si injusta.
 

Nadie elige nacer con los rasgos que nace, por lo tanto, toda comparación siempre es odiosa y esconde una forma de categorización que de un modo u otro va en desmedro de otra persona.
 

En el caso de las hermanas, definitivamente Lea era menospreciada porque no se parecía físicamente a su hermana, aunque seguramente era una mujer bella, no alcanzaba para entrar en los cánones de belleza de ese tiempo. Sigue siendo un sesgo machista el valorar a una mujer sólo por su aspecto externo, entendiendo que dicha valoración no considera otros aspectos igualmente importantes como son la ingeligencia y los valores que dicha persona ha adquirido en su vida.

https://www.amazon.com/lindo-ser-feo-autoestima-saludable-ebook/dp/B01LZNK26N


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado


#MiguelÁngelNúñez #Meditacióndiaria #Devocional

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.