7 abr. 2017

Amores engañosos

“Sus amores, odios y pasiones llegan a su fin” (Eclesiastés 9:6)
 

En la encíclica Redemptor hominis, n. 10, Juan Pablo II declara que: “El hombre no puede vivir sin amor. Él permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio, si no participa en él vivamente”.
 

Dicho de este modo, tiene toda la razón, es una verdad de esas que deben ser divulgadas por todos los medios posibles. El ser humano no puede vivir sin amor. El amor es su constituyente esencial, la vitamina fundamental para que la vida tenga sentido.
Nutrir la vida es incorporar en ella tanto amor como sea posible. De otro modo, la existencia termina convirtiéndose en algo insoportable.
 

Por eso es tan importante distinguir “amores verdaderos” de “ilusiones engañosas”. Es vital conocer la diferencia, de otro modo terminamos destruidos hasta la médula de la existencia.
 

Los amores verdaderos nutren. Hacen que la vida tenga un cariz de alegría y gozo. Que cuando veamos al amado tengamos la misma sensación como cuando estamos frente a un paisaje de ensueño. 
Que lo único que surja de nosotros es un gran suspiro de alegría por estar delante de una persona que hace que el horizonte se llene de esperanza.
 

Las ilusiones engañosas provocan todo lo contrario. Hace, en primer lugar, sufrir. Y el amor no tiene nada que ver con el sufrimiento. Sufrir y amar son contraproducentes. Aún en medio de una enfermedad o de un dolor provocado por circunstancias ajenas a la pareja, el amor ha de producirles consuelo y alegría.
 

Cuando se ama de verdad, la existencia tiene un tono de alegría y jolgorio. Vamos por la vida dotados de una fuerza que nos hace vislumbrar cada día como si fuera el primero de nuestra existencia. 

Vivimos con esperanza y con una sensación de estar frente a lo mejor siempre. No decaemos por cuestiones circunstanciales, seguimos adelante, con alegría, sabiendo que estamos dotados de un don precioso que no todo el mundo puede vivir: Amar y ser amado.
 

Si el amor vive en nosotros, toda nuestra vida tiene sentido, porque sin amor sólo sobrevivimos, como lo hacen las hormigas y otros seres.

https://www.amazon.com/Sugerencias-novios-reci%C3%A9n-casados-Spanish/dp/1537514997/ref=asap_bc?ie=UTF8


Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.