20 abr. 2017

Aprender

“Dejen que la paz de Cristo gobierne sus corazones” (Colosenses 3:15)
 

Muchas personas se escudan en que son como son por el tipo de familia que tuvieron. Eso puede ser comprensible hasta cierta edad, pero, cuando crecemos, somos responsables por lo que permitimos o dejamos que ocurra en nuestras vidas.
 

Excusar nuestra conducta porque tuvimos un padre violento o una madre ausente, es simplemente eso, una excusa. Nosotros somos arquitectos de nuestro propio porvenir y es nuestra responsabilidad hacernos cargo de nosotros mismos.
 

Nadie tiene ni ha tenido padres perfectos. Algunos definitivamente son tóxicos. Pero, todos podemos aprender formas distintas de relacionarnos. Podemos tomar decisiones que constituyan un romper ciclos vitales que vienen de generaciones. Es posible que elijamos ser diferentes. Esa es nuestra prerrogativa, de nadie más.
Es común encontrarme en la consulta con personas que me dicen:
 

—Es que yo aprendí así, mis padres eran personas poco emotivas y nunca expresaron cariño, y yo no sé.
 

Invariablemente les digo:
 

—Aprende.
 

Todos los seres humanos pueden aprender. Esa es una característica única de nosotros quienes entendemos que tenemos habilidades superiores como la inteligencia y la capacidad de razonar.
 

Muchas personas se dejan llevar por un pensamiento infantil e irracional al pensar que son como son y nunca podrán cambiar. Es cierto que muchos hábitos son difíciles de cambiar, pero eso no significa que no pueda producirse una renovación total de la vida. 

Mientras existamos hay posibilidad de mutar en alguien diferente.
Es probable que se necesite ayuda, incluso profesional, para superar traumas y conflictos muy arraigados, pero no significa que no podamos cambiar y ser diferentes. El proceso de transformación comienza en el instante en que aceptamos que somos falentes y necesitamos ayuda. Mientras sigamos empecinados en que son otros los que precisan aprender y no nosotros, no hay nada que hacer. La mitad de la solución es admitir que se tiene un problema. De otro modo, ni Dios puede ayudar.



https://www.amazon.com/Car%C3%A1cter-c%C3%A1scara-camino-verdadero-Spanish/dp/1537538896/ref=asap_bc?ie=UTF8


Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.