25 abr. 2017

El sentido de nuestra existencia


“Tú, que habitas junto a muchas aguas y eres rica en tesoros, has llegado a tu fin, al final de tu existencia” (Jeremías 51:13)
 

“Vivimos, vivimos, y los hechos se acumulan, pero sólo cuando el tiempo nos permite volver la atención sobre nosotros mismos captamos por fin hacia dónde tendía nuestra existencia” (Cyrulnik, 2012: 27). Si es cierto lo que el neuropsiquiatra francés Boris Cyrulnik dice, los seres humanos sólo somos capaces de percibir el sentido total de nuestra existencia cuando esta se ha desarrollado. Antes, en medio del tráfago de vivir no logramos percibir con total claridad hacia dónde va nuestra existencia, aunque tengamos algunas vislumbres.
 

Lo anterior implica, como bien dice Cyrulnik, detenerse y mirar. Eso que parece tan sencillo pero que muchas personas simplemente no realizan, porque no están dispuestas a examinar hacia dónde va su existencia o analizar el derrotero que están tomando sus decisiones. Analizar y reflexionar no son hábitos extendidos entre todos.
 

El problema es que al no detenerse a pensar en qué están viviendo, corren el riesgo de vivir existencias anodinas y sin sentido. Descubrir que la vida no tiene lógica ni va para ninguna parte suele ser aplastante y frustra, porque las personas se dan cuenta que han perdido tiempo y energía en actividades que no valen la pena.
Toda vida merece ser vivida de la mejor forma posible. ¿Cuál es esa forma? Pues, simple y llanamente lo que haga la vida más plena y feliz. Muchos religiosos han cargado la existencia de un sentido trágico y dramático, como si ser feliz y gozar no estuviera permitido, lo que no sólo resulta nefasto para la salud mental, también destruye vidas y no ayuda a construir existencias más plenas y felices.
 

La vida es corta. Todos los que hemos pasado la curva de los 50 lo sabemos muy bien, porque sin darnos cuenta siquiera ya hemos llegado a una edad donde se piensan mejor algunas cosas y nos damos cuenta que haber invertido energía en discusiones o altercados inútiles no sólo fue una pérdida de tiempo, también, nos restó vida, y eso en el fondo no tiene sentido.
 

Vivir es hermoso. Quedarse al lado de una persona tóxica que no quiere cambiar y cuya vida no tiene sentido, no sólo es ilógico, también atenta contra la vida y la calidad de vida.

https://www.amazon.com/Del-abismo-luz-diario-Spanish/dp/1539023044/ref=asap_bc?ie=UTF8




Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria



Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.