5 abr. 2017

Sexo en tiempos de amores líquidos


“El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Juan 4:16)
 

La sexualidad es hermosa, cuando se vive como corresponde y es un gran dolor y desilusión, cuando se la experimenta en un contexto difuso y sin los elementos que la hacen posible de vivir de manera sana y adecuada.
 

J. Vives, haciendo un análisis de los vínculos contemporáneos, señala que “si antes se profundizaba el conocimiento recíproco y se abría un espacio de intimidad que ‘culminaba’ en la sexualidad, hoy la propuesta con frecuencia se invierte y se espera, de hecho, que las relaciones sexuales sean uno de los pilares fundamentales y primarios del vínculo amoroso (tierno), así como que sean plenas, frecuentes y satisfactorias, implicando la expectativa de un placer mutuo y un grado de sexualidad polimorfa y pasional que antes se adscribía a las relaciones extramatrimoniales” (Citado por Sánchez y Oviedo, 2005:47).
 

En otras palabras, las relaciones al revés. Lo instantáneo ocupando el lugar de lo lento y los procesos de tal modo acelerados que no permiten vivir la profundidad que se necesita para que los vínculos maduren y prosperen.
 

La sexualidad precisa de tiempo. Se expresa mejor en un contexto de seguridad emocional y de paciencia, para poder congeniar y vivir la sensualidad de una manera adecuada.
 

Los amores líquidos, como diría Bauman, lo único que logran es que lo perdurable ya no sea un ideal porque lo rápido pasa a ocupar el horizonte de las relaciones.
 

La sexualidad vivida como un deporte y no como una relación, es lo que impera en la mentalidad de muchas personas. Es el mensaje de la televisión, las novelas y el cine contemporáneo. La “pequeña casa en la pradera” ha dado paso a “amigos con ventajas” y “sexo sin compromiso”.
 

Ninguna relación de pareja puede perdurar si no se entiende que la sexualidad debe vivirse en un proceso que lleva tiempo. Es preciso que la pareja se conozca y se involucre emocionalmente para llegar a un grado de intimidad que les permita vivir su sexualidad de una manera plena.
 

Vivir la sexualidad de manera rápida como el fast food (comida rápida), es simplemente, no vivirla ni experimentarla como debe ser: Lenta, madura, y plena.

https://www.amazon.com/Telara%C3%B1as-seducci%C3%B3n-pornograf%C3%ADa-Pasaje-Spanish/dp/1537652346/ref=asap_bc?ie=UTF8





Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
 


Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.