9 abr. 2017

Síndrome de nodriza

“¿Acaso yo lo concebí, o lo di a luz, para que me exijas que lo lleve en mi regazo, como si fuera su nodriza” (Números 11:12)
 

Una nodriza tiene una función específica: Cuidar a un niño que no puede valerse por sí mismo y que debe recibir cuidados de sobrevivencia. Su tarea es noble y supone un tremendo alivio para padres que de una forma u otra no pueden hacerse cargo del cuidado de un niño.
 

El problema se suscita cuando mujeres adultas se hacen cargo de varones mayores que no necesitan cuidado, pero, ellas se hacen cargo de todo, sólo con la excusa de que los aman.
 

Quienes padecen del Síndrome de Nodriza suelen ser personas buenas, pero que incapaces de poner límites y permiten humillaciones, malos tratos y hasta violencia, aún así siguen estando pendientes de los varones que las tratan como si fueran felpudos.
 

—¿Por qué lo haces? —le pregunté a una mujer que trabaja fuera de su hogar y luego llega a su casa a realizar una segunda jornada, mientras el marido, literalmente, no hace nada, al menos productivo, salvo exigir y aprovecharse de una mujer que nunca aprendió a decir ¡no!
 

—Se que está mal —me respondió acongojada— pero no sé cómo parar. Él me convence y termino haciendo lo que no quiero.
 

—Necesitas ayuda profesional, pero por sobre todo, entender que estás viviendo con un sinvergüenza que no sólo no te respeta, en el fondo, se rie de ti en tu cara.
 

Ella asintió. Prometió ir donde un profesional de la salud mental y se fue. La miré con tristeza, dudando que pudiera hacerlo, porque se necesitaría mucha fuerza interior para hacerlo y eso era precisamente de lo que carecía.
 

El amor no tiene nada que ver con convertirse en la protectora de un adulto que puede valerse por sí mismo. Hacerlo, no sólo supone un acto de entrega irracional, sino que además, constituye una afrenta para sí misma.
 

Cuando se confunde el verdadero sentido del amor la relación de pareja se convierte en una verdadera tortura, una forma de autodestrucción que va minando las fuerzas emocionales y las ganas de producir cambios reales, porque llegan a creer que no se puede hacer. La vida es demasiado corta como para pasársela en relaciones que no llevan a ninguna parte.


https://www.amazon.com/amar-se-aprende-Spanish/dp/153753422X/ref=asap_bc?ie=UTF8

Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez.
Del libro inédito: LAZOS DE AMOR

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.