10 ago. 2017

Comprada



“Yo me la compré por quince siclos de plata y carga y media de cebada” (Oseas 3:2 BJ01)

Si, así tal como se lee, Oseas reconoce que “compró” a su “esposa” por quince siclos de plata, un siclo equivalía a 11,4 gr. de plata, así que la mujer que compró le salió por 171 gr. de plata que al precio actual sería algo así como 10 dólares, la mitad del precio de una esclava (Éxodo 21:32). Agrega 555 litros de cebada, porque probablemente no reunió más dinero para hacer la transacción. La versión de los LXX traduce “un homer de cebada y un cántaro de vino”, lo que de todos modos sigue siendo poco. La cebada era utilizada como medio de trueque, especialmente por gente muy pobre.

Aunque el contexto habla de redención y amor, el tema es que sigue siendo “muy barato” comprar a una mujer, especialmente, si ha sido considerada indigna, señal del poco valor que se le concedía a la mujer en esos días, y que sigue siendo un problema en nuestros días.

Sujatro Ghosh es un joven fotógrado de la India que ha provocado la indignación de muchos fundamentalistas hinduístas por hacer fotografías de mujeres utilizando máscaras de vaca. Probablemente, eso no signifique mucho en otros contextos, pero lo que él quiere señalar es precisamente la ironía que hay detrás, que en la India contemporánea y moderna, tiene más valor una vaca que una mujer.

En una entrevista a la BBC Ghost señala su estupefacción al combrar el hecho de que una mujer violada o asesinada a menudo no recibe justicia, pero si alguien agrede a una vaca o se sospecha que ha comido carne de este animal, fácilmente podría ser agredido o asesinado como ya ha ocurrido otras veces.

Ya lo anunció Dios, no como su voluntad o “maldición”, como señalas grupos sexistas, sino como consecuencia de la rebelión, los varones tenderían a enseñorearse sobre la mujer, como ciertamente ocurre. Lo lamentable es que muchos hombres cristianos en vez de entender que Génesis 3 es una advertencia de lo que habría de ocurrir como consecuencia del pecado, lo toman, torpe y orgullosamente, como un deseo divino. ¿Qué dios es ese que discrimina por género?



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez. 
Del libro inédito: SER MUJER NO ES PECADO


#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.