17 ene. 2018

Todo vale



“La maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal” (Génesis 6:5)

Una joven de 18 años denunció haber sido violada durante la fiesta de San Fermín, en Pamplona, España, por cinco hombres entre los cuales había dos policías. La violación fue filmada por uno de los implicados y luego distribuida por internet y las redes sociales entre sus amigos. El grupo que se hacía llamar “La manada”, fue con la intención expresa de tener alguna aventura al límite, aprovechándose de alguna joven, y del alcohol, que en dichas festividades suele ser abundante.

Las pruebas testimoniales, el video, las expresiones de la mujer, su acusación, el testimonio de los policías que la atendieron en primera instancia, todo eso, habría bastado para emitir una condena ejemplificadora, sin embargo, el juicio está mostrando ser uno de los más emblemáticos de la época que vivimos. Ella está siendo condenada por mucha gente, que no puede entender cómo “se puso” a sí misma en esa situación, y el juez, en un hecho inaudito en el contexto de la justicia, ha aceptado como prueba un video que un detective contratado por los mismos acusados tomó de la joven días después, donde se ve, supuestamente “normal”, es decir, su pecado ahora es “no dar evidencia explícita de violación”. Es decir, la víctima tiene que probar que es víctima, mientras los acusados aparecen como mansos inocentes que son seducidos por una mujer que decide tener sexo son cinco hombres a la vez. Mucha gente con un simplismo que raya en la tragedia alega su inocencia porque en el grupo había “dos policías” que estaban en su día libre.

Cuando leo este caso y muchos otros me pregunto si hoy día tuviera que decidir ser padre si quisiera que mis hijos vinieran a un mundo donde lo correcto está desvalorado y un grupo de supuestos abusadores aparecen como “blancas palomas”.

“La maldad no es algo sobrehumano, es algo menos que humano” (Agatha Christie)



Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez. 
Del libro inédito: Reflexiones al amanecer 


#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.