15 ene. 2018

¿Una época de principios?



“He apartado mis pasos; mis pies están firmes en tus sendas” (Salmo 17:5)

Groucho Marx, el polémico e incisivo escritor norteamericano expresó lo que parece ser la señal de este tiempo, la volatilidad de los principios. “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”. En otras palabras, me acomodo a las circunstancias. Nada es definitivo ni la vida tiene que regirse por principios.

Mis desalientos más profundos han ocurrido al ver a profesos cristianos actuar de manera incoherente, especialmente, en el ejercicio del liderazgo. Con discursos sobre principios enseñados de manera altilocuente, pero vividos de una manera absolutamente contradictoria.

Tenía un amigo comunista en la universidad que me decía:

—No se puede ser comunista en horas de oficina, se es lo que se es, todo el día.

Tenía razón, por eso lo respetaba, no por sus ideas, sino por la coherencia con sus convicciones.

Vivimos una época de contradicciones profundas en el cristianismo aburguesado que se vive en el siglo XXI, donde la preocupación más urgente para la mayoría de los profesos creyentes es que ropa se pondrán para ir a la iglesia.

Hace poco conversaba con uno de mis ex-alumnos que es misionero en Crimea, y me dice, aquí no puede visitarme, es peligroso, todos los días ponemos en peligro nuestra vida cuando salimos a predicar.

Cuando pienso en algunos de mis conocidos que su preocupación es tener el auto limpio para ir a la iglesia “no sea que vayan a pensar mal de mi los hermanos”. ¿Principios o burguesía?

“Es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos que poner en práctica uno solo de sus principios” (León Tolstoi)



Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez. 
Del libro inédito: Reflexiones al amanecer 


#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria

Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.