5 abr. 2018

Los puntos sobre las ies




“En cuanto a Dios, perfecto es su camino” (2 Samuel 22:31)

Hay personas especialistas en todo, y, como no podía faltar, algunos se han especializado en encontrar fallas en los demás. No es una especialidad universitaria pero algunos tienen doctorado en dicha práctica.

Francis O’Walsh escribió: “Algunas personas buscan fallas como quien busca tesoros escondidos”, y tiene toda la razón. Les cuesta entender que los únicos perfectos son seres que no son de este mundo.

Muchos se refieren a su futura pareja como “su pareja ideal”, lo que no sólo es un absurdo sino que pone, a quienes opinan de ese modo, en una callejón de expectativas imposibles de ser cumplidas. Los únicos seres ideales están fuera de este mundo o en el cementerio...

Quienes creen que su pareja no debe tener “fallas”, entonces, no debería casarse o esperar que aparezca un ser celestial con alguna proposición matrimonial. La realidad es que es tan malo andar buscando fallas al estilo que menciona O’Walsh como suponer que debemos estar al lado de una persona perfecta. El único perfecto es Dios.

¿Qué debemos esperar entonces? Simple y llanamente a alguna persona que tendrá fallas con las cuales tendremos que aprender a vivir, y otros, que tendrán errores que serán imposibles para ser compartidos por una pareja. La decisión de cuánto soportar y qué vivir es nuestra y de nadie más. Lo único real es que no existen personas sin fallas.

Cuando se llega a una relación de pareja esperando que el compañero o compañera de vida sea inmaculado o sin tacha, se generan expectativas desmedidas, que largo plazo lo único que provocan es frustración.

Los seres humanos, por definición, somos imperfectos y así continuaremos el resto de nuestra existencia. Mejoraremos en algún aspecto, pero nunca al grado de convertirnos en seres celestiales, esa es una utopía espiritualizante que lo único que provoca es crisis de ansiedad, depresión y angustia.

Cada uno debe evaluar qué está dispuesto a tolerar y qué no. Al ser nosotros seres imperfectos, debemos saber que otra persona se hará la misma pregunta respecto a nosotros, y es lo justo.



Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Lazos de amor

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.