17 jun. 2018

El talón de Aquiles del legalismo



“El necio divaga contemplando vanos horizontes” (Proverbios 17:24)

El gran problema del legalismo es que no percibe su propia debilidad. Quienes hacen énfasis en la obediencia y en las obras, están envanecidos en la soberbia de su propio horizonte. El legalismo es una distorción macabra del evangelio.

El legalismo no enfatiza la acción divina sino la obediencia humana. El legalismo no se concentra en la obra divina sino en la acción humana. El legalismo supone que la obra de la cruz es incompleta y necesita lo humano para completarla. El legalismo carece de amor y está lleno de intolerancia y oposición.

El legalismo lleva a la sospecha y la persecusión sin respetar el libre albedrío y la capacidad humana de reflexionar y elegir. El legalismo pone su mira en el ser humano y no en Dios, por eso es una más una antropología que una teología. El legalismo, es en suma, una distorción satánica de la verdad bíblica que lleva a la exaltación, el orgullo, la vanidad propia y denominacional, a la exclusión, a la discriminación y al triunfalismo. El legalismo es la forma que ha elegido el enemigo de Dios para que pongamos nuestra mira en el ser humano y dejemos de contemplar la cruz.

Como diría Morris L. Venden en su libro Nunca sin un intercesor: “Es una ley espiritual que cuando nos miramos a nosotros mismos, somos vencidos. Pero cuando miramos a Jesús, somos vencedores” (Venden, 1998, 41). Cuando me encuentro con un legalista siempre me hace sentir como el más indigno de los pecadores sin esperanza, y como un individuo que nunca alcanzará la norma. Los legalistas llevan a la frustración y la angustia.

Cuando conozco el evangelio sé que soy pecador con esperanza. Puedo refugiarme en Jesús, en su gracia, en su amor, en bondad. En Cristo me se protegido y encuentro paz. En el legalismo sólo se encuentran desiertos yermos y vacíos de bondad.

“El legalismo es claramente un enemigo de la libertad” (David Pawson).


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Reflexiones al amanecer


#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias 
#devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria 
#devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.