2 ago. 2018

Dame ese monte



“Dame ese monte ” (Josué 14:12 NBE)

La religiosidad tóxica enseña que hay que confiar en el Señor, pero, no hacen nada aparte de confiar. Es una buena idea confiar, pero no lo es no hacer nada. La religión de la quietud o el quietismo no ayuda. Por eso es tan importante el concepto que se desarrolla en Josué 14 en relación a Caleb.

Este personaje tenía en ese momento 85 años y le dijo a Dios: “Dame ese monte”, pero no se quedó a esperar que Dios hiciera algo, hizo lo que tenía que hacer, subió el monte, luchó y conquistó lo que se le había entregado de manera nominal. Dios no hizo nada, más que darle la oportunidad de conquistar el monte, el resto lo hizo Caleb.

La religión que le ha sido vendida a mucha gente es “pide, que si lo haces con insistencia lo recibirás”, lo que es una media verdad, porque en ninguna parte de la Biblia se presenta de esa forma. Dios le dijo al pueblo que cruzarían el Mar Rojo, pero tuvieron que avanzar y poner un pie en el agua; Jesús resucitó a Lázaro, pero primero pidió que quitaran la roca; el mismo Cristo convirtió el agua en vino, pero primero mandó a traer el agua. Lo que la Biblia presenta es una unión entre lo humano y divino, donde Dios no hace por el ser humano lo que le corresponde hacer a cada uno. Enseñado de otra forma genera una religión de quietismo que se convierte en una maldición, personas que viven esperando, pero no haciendo nada para que aquello se produzca.

“Dame ese monte” no implica entrégamelo, me instalo en las faldas del monte esperando que me digan:

—Ya está conquistado, sube.

Ese no es el mensaje de Dios. Al contrario, la opinión de Él es: El monte es tuyo, así que adelante, ¡conquístalo!

Si te quedas esperando no pasará nada. Para que ocurra, debes hacer algo: Buscar agua para tener vino, correr la roca para que se produzca una resurrección, poner un pie en el agua para avanzar. Siempre es así: ¡Dame ese monte! y aquí estoy listo para avanzar.

La espiritualidad sana implica entender que Dios no hará por nosotros lo que nos corresponda hacer a nosotros.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Cada vida un universo


#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias 
#devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.